Home > Entrevistas > “Mi satisfacción es el cariño de mis muchachos”: Dr. Buenrostro, Decano de Odontología

“Mi satisfacción es el cariño de mis muchachos”: Dr. Buenrostro, Decano de Odontología

Chihuahua.- En los 47 años que tiene como docente de diversas instituciones de educación superior, el Decano de la Facultad de Odontología de la UACH, Dr. Óscar Jesús Buenrostro Rodríguez expresó que en este casi medio siglo de maestro, su principal satisfacción es ser recordado por sus alumnos con aprecio.

Originario de la Ciudad de México y egresado de la Facultad de Odontología de la UNAM, el Dr. Buenrostro impartió clases en la Universidad Nacional Autónoma de México, el Tecnológico de Monterrey, unidad Estado de México; en la Universidad de Granada y fue maestro fundador de la Escuela de Odontología, hoy Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Al decano le faltan 3 semestres para cumplir los 30 años de servicio y poder jubilarse de la Universidad, sin embargo esa decisión aún no está tomada ya que le preocupan sus muchachos, pues no dejaría de pensar en ellos.

“Me hablan mis estudiantes para saludarme y me preguntan si ya me voy a jubilar, yo les respondo que soy como el retrato de Dorian Gray, al estar con ellos les robo juventud”, afirma el docente en un tono gracioso.

La pasión por la cátedra quedó de manifiesto cuando en 1990, junto con otros cinco maestros impartieron clases durante casi dos años sin recibir ningún sueldo en la naciente Escuela de Odontología, luego de que el Instituto Superior de Odontología cerró sus puertas.

“Para mí fue muy satisfactorio ser de los maestros fundadores de la Escuela, junto con la Dra. Leticia Maldonado Peinado, Dra. Dora Virginia Chávez, Dr. Ricardo Fierro Murga, Dr. Gaspar Garza Rubio y el Dr. Javier Gutiérrez Monclova”, recordó.

Para el catedrático ha cambiado la enseñanza-aprendizaje desde hace cuatro décadas a la fecha, el internet y las nuevas tecnologías hacen que los alumnos lean menos y utilicen más el “copy-paste”.

Ante el confinamiento en casa por la actual epidemia, confiesa que ha sido un poco difícil el uso de las plataformas a sus 71 años de edad, pero que está aprendiendo a usarlas.

Se dirige a los estudiantes y les pidió prepararse muy bien, ya que su vida profesional depende de ello, sin contar que la salud de las personas estará en sus manos.

“Quiero agradecer a la UACH todo lo que me ha dado, un trabajo, una maestría, pero sobretodo la satisfacción de ejercer el magisterio, una profesión que llevo en la genética familiar, al igual que mi esposa, quien también tiene esta profesión”, culminó.

Leave a Reply