Home > Entretenimiento > La leyenda del Fantasmas de la ruta a Salamanca

La leyenda del Fantasmas de la ruta a Salamanca

La leyenda se ubica entre Atarjea y Santa Catarina, justo donde en febrero de 2006 un camión se volcó al igual que otras personas al pasar los años

 

Es una historia de una madre con su hija, Laura y Violeta, respectivamente. La madre trabajaba por toda la república por lo que tenía que viajar constantemente, uno de tantos viajes fue en el camino a Salamanca, Guanajuato entre los municipios de Atarjea y Santa Catarina. En la madrugada, Violeta, la hija, estaba manejando a una velocidad aproximadamente de 100 K/h, de repente en el camino se vislumbraba una silueta presuntamente de un hombre, sin embargo, no alcanzaron los frenos para detenerse y atropellaron a la silueta que se desvaneció como humo durante el impacto.

Violeta al mirar por el espejo retrovisor vio al mismo hombre pero sentado en el asiento trasero de su automóvil, en ese momento, advirtió a su madre alarmadamente y cuando Laura volteó no había nadie, por lo que, le dijo que se calmara.

Más adelante en el camino, Violeta sentía que alguien estaba apretando su cuello como si el espectro quisiera ahorcarlala madre al escuchar a su hija que estaba siendo ahorcada volteó y en ese momento vio cómo la piel del cuello de Violeta se hundía y la jalaba hacia atrás.

Al ver aquello, la mamá maldijo al espectro y la presión en el cuello de su hija fue disminuyendo hasta desaparecer. La experiencia fue tan sorprendente que ambas volvieron al sitio de los hechos pero en el día para confirmar lo que había sucedido. En esa visita vieron una cruz a orilla de la carretera en el punto exacto donde ellas tuvieron el infortunio y no tuvieron duda que era esa persona muerta quien trató de matarlas.

 

 

 

Con información de: www.infobae.com

Leave a Reply